Ráfagas de espejos

Jiménez nació en un puerto. Algo lo condenó a mudar el cuerpo y el alma a todos los sitios posibles donde el mar se pudiera expresar. Aprendió su lenguaje contemplando las partidas y los naufragios, sintiendo cómo la esencia de las cosas se diluía en el salitre que la daba otra expresión al tiempo y otra hondura a las distancias. Así surgió esta poesía de palabras de agua, con todas sus leyes y todas sus propiedades, confinada a un mundo en donde las emociones adquieren una singular dimensión y una forma de expresión tan sosegada que a veces alcanza la resignación.

Continúe leyendo el prólogo de Navil Naime a la antología poética de Arnaldo Jiménez, y el libro completo, descargándolo en el siguiente enlace:

54-arnaldo-jimenez-rafagas-de-espejos

54 Arnaldo Jiménez - RÁFAGAS DE ESPEJOS - portada.jpg

Dios quiera que en la otra vida

Dios quiera que en la otra vida es la primera obra para teatro publicada por Armando José Sequera, conocido por su dilatada trayectoria en la narrativa, especialmente en la dirigida a niños y jóvenes.

Esta pieza es un monólogo con monigote. El mudo interlocutor de la personaje principal, es un ser articulado al estilo de los desarrollados en la pintura de Giorgio de Chirico. Ya al asumir esa situación, define la personalidad de ese otro personaje y las líneas principales del discurso de la monologante.

La vida de una pareja y las cotidianidades de la misma, se desarrollan en ocho cuadros, donde el clima opresivo enmarca, al develar los pensamientos de la mujer, un fino humor, negro en muchas ocasiones, y una ironía finamente entrelazada.

Esta primera pieza teatral del autor constituirá, sin duda alguna, un deleite para el lector y para el espectador de su futuro montaje.

Descargue la obra en el enlace:

16-armando-jose-sequera-dios-quiera-que-en-la-otra-vida-2

16 Armando José Sequera – DIOS QUIERA QUE EN LA OTRA VIDA  - portada.jpg

Silenciosa luz

La modalidad poética del tanka admite la expresión de diversas percepciones, reflexiones y sentimientos. Partiendo de una estructura métrica similar al haikú, de cinco, siete y cinco sílabas, se completa con dos versos de siete sílabas, para captar en treinta y un sílabas una unidad caracterizada por un planteamiento y una resolución del mismo.

En este libro de tankas, Silenciosa luz, el autor recorre diversos temas, todos ligados al asombro que los sentimientos causan en el lector.

Libro que deja escuchar el rumor de la naturaleza y el de la mente en sus íntimas elucubraciones, como una melodía acompasada, viene en su conjunto a dejarnos una sensación de tranquilidad ante la vivencia diaria y el descubrimiento de la existencia en sus múltiples manifestaciones.

Descargue el libro en el siguiente enlace:

52 José Gregorio Bello Porras – SILENCIOSA LUZ - portada.jpg