Se empapan de ocaso las montañas

La poesía de Emily Dickinson está signada por una ruptura con las corrientes literarias más comunes a la usanza de su época, una economía de lenguaje portentosa y una hondura de contenido y fuerza expresiva hasta entonces no alcanzada por poeta alguno. Su originalidad es tal que no pueden asignársele con certeza seguidores o emuladores de su obra y las influencias a las que estuvo expuesta se disuelven en una síntesis absolutamente homogénea tanto en forma como en temática.

Continúe leyendo la introducción y la antología descargando el libro en el enlace:

Se empapan de ocaso las montañas

63 Emily Dickinson - Se empapan de ocaso las montañas - portada.jpg

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s