Dos personajes en fuga

José Gregorio Bello Porras (Caracas, 13 de marzo 1953). Psicólogo, comunicador social, fotógrafo y escritor venezolano.

Ha obtenido varios premios literarios, entre ellos el Concurso de Cuentos del diario El Nacional de Caracas (1989) y publicado diversos títulos de narrativa, poesía, crecimiento personal, dos libros de texto y dos diccionarios especializados.

En CARAVASAR LIBROS ha editado Microcidades, El paso de la serpiente, Vacío optimismo, Extensa brevedad, En el inicio de la vida, Álbum de haikús (Invierno), Álbum de haikús (Primavera), Álbum de haikús (Verano), Álbum de haikús (Otoño) y Silenciosa Luz (tankas), todos en 2016, así como Palabras de madera, Momentáneos, Instantáneos, Fragmentos de resurrección y Anaxágoras en 2017. También El texto, un misterio, y otros ensayos; y Salvados de la extinción (2018).

En la colección Hojario de la brevedad ha editado Tratado para la comprensión de los diálogos absurdos en un edificio público, Santa Claus y el reno; Celebración del camino (en 2017), Colores de la memoria, El mundo de las cosas perdidas y Dos personajes en fuga (en 2018).

Descargue la obra en el enlace:

Dos personajes en fuga

78) José Gregorio Bello Porras - Dos personajes en fuga - portada.jpg

La falsa locura de Alonso Quijano

José de Sousa Saramago (Azinhaga, Santarém, Portugal, 16 de noviembre de 1922 – Tías, Lanzarote, España, 18 de junio de 2010) novelista, poeta, dramaturgo y periodista portugués. Premio Nobel de Literatura 1998.

Hijo de padres campesinos, Saramago se mudó a Lisboa con ellos en 1925. En 1934, a la edad de 12 años entró en una escuela industrial, aficionándose paradójicamente, a los clásicos humanistas.

Para mantener a su familia Saramago trabajó durante dos años en una herrería mecánica, después como empleado administrativo y luego como empleado en una editorial. En 1944 escribió su primera novela, Tierra de pecado,  que fue publicada dos años después sin. En 1953 elaboró la segunda, Claraboya, que sólo se publicó en 2011. Colabora como comentarista cultural en diversos diarios, pudiendo sólo dedicarse exclusivamente a la literatura en 1969.

Tras concluirla, Saramago no volvió a escribir hasta veinte años después: “Sencillamente no tenía algo que decir y cuando no se tiene algo que decir lo mejor es callar”.

Debió llamarse José de Sousa, pero en el registro civil ocurrió lo que el propio escritor contó en una de sus conferencias y también en uno de sus textos: “Saramago no era el apellido de mi padre, sino el apodo. El empleado del registro civil estaba borracho y añadió Saramago al nombre que yo debía llevar: José de Sousa… Cuando me matricularon en la escuela primaria tuvieron que presentar una partida de nacimiento y el antiguo secreto se descubrió, con gran indignación de mi padre que detestaba el mote… Lo peor fue que, llamándose mi padre José de Sousa, la ley quiso saber cómo tenía él un hijo cuyo nombre completo era José de Sousa Saramago. Así, intimidado, no tuvo más remedio que hacer un nuevo registro de su nombre, por el cual pasó a llamarse también José de Sousa Saramago, como su hijo”. Saramago es el nombre de una planta herbácea silvestre de la familia de las crucíferas.

Su primer gran éxito fue la novela Levantado del suelo (1980), con la que logra su inigualable estilo, a la que seguirían otros triunfos con Memorial del convento (1982),  El año de la muerte de Ricardo Reis (1984), La balsa de piedra (1986), Historia del cerco de Lisboa (1989), El Evangelio según Jesucristo (1991), Ensayo sobre la ceguera (1995), Todos los nombres (1997), La caverna (2000), El hombre duplicado (2002), Ensayo sobre la lucidez (2004), Las intermitencias de la muerte (2005), El viaje del elefante (2008) y Caín (2009).

Publicó relatos para niños y jóvenes tales como La flor más grande del mundo (2001), El silencio del agua (2011) y El lagarto (2016).

En poesía se editaron sus libros El año de 1993 (1975), Poemas posibles (1966), Probablemente alegría (1970). También publicó libros de crónicas, obras de teatro, libros de viaje y libretos de ópera.

Desde 1991 residió en la isla canaria de Lanzarote, con estancias anuales en Lisboa. Aparte de su gusto por esos parajes únicos casi oníricos, aspecto que expresa en sus Cuadernos de Lanzarote, lo hace como una forma de protesta ante el veto que le hicieran autoridades portuguesas a su novela El evangelio según Jesucristo.

Saramago escribió hasta el fin de sus días, dejando inclusa una novela, Alabardas, que apareció en 2014, con ilustraciones del también Premio Nobel de Literatura Günter Grass. Uno de los muchos homenajes que se le han hecho y siguen haciendo es verdaderamente hermoso. Lo realiza el programa radiofónico “La Cafetera”, en la emisora Radiocable.com: cada vez que se inicia, luego de anunciar la hora española peninsular, añaden: «Y son las… en la casa museo de José Saramago, en Tías, Lanzarote»..

Su última obra publicada en vida, Caín, finaliza diciendo: La historia ha acabado, no habrá más que contar.

Descargue la obra en el enlace:

La falsa locura de Alonso Quijano

77) José Saramago - La falsa locura de alonso Quijano - portada.jpg

La ciudad

Émile Verhaeren (Sint-Amands, Bélgica, 21 de mayo de 1855 – Ruan (Francia), 27 de noviembre de 1916) poeta belga en lengua francesa, de origen flamenco, uno de los fundadores del Modernismo.

Aprendió el francés de su familia y el dialecto flamenco de forma natural en su pueblo, pero perdió el contacto con éste cuando se le envió a un internado jesuita de Gante teniendo diez años de edad. Inicialmente se adscribió al naturalismo, pero como poeta se le suele considerar modernista y místico. En Bruselas hizo amistad con Darío de Regoyos, con quien desarrollaría la estética pictórica de la llamada España negra. Amigo de los artistas belgas Fernand Khnopff y James Ensor, Émile Verhaeren publicó importantes ensayos sobre arte en Journal des beaux-arts et de la littérature y en L’art moderne.

En poesía  destacan sus obras: Les Flamandes (Los Flamencos), 1883; Les Moines (Los monjes), 1886; Les Soirs (Las Tardes), 1887; Les Débâcles (Los desastres), 1888; Les Flambeaux noirs (Las antorchas negras), 1891; Les Campagnes hallucinées (Los campos alucinados) 1893; Les Villes tentaculaires (Las ciudades tentaculares), 1895; Les Villages illusoires (Las aldeas ilusorias), 1895; Les Heures claires (Las horas claras), 1896; Les Visages de la vie (Los rostros de la vida), 1899; Les Forces tumultueuses (Las fuerzas tumultuosas), 1902; Toute la Flandre (Todo Flandes) 1904-1911; Les Heures d’après-midi (Las horas vespertinas), 1905; La Multiple Splendeur (El múltiple espendor), 1906; Les Rythmes souverains (Los ritmos soberanos), 1910; Les Heures du soir (Las horas de la tarde), 1911;   Les Ailes rouges de la guerre (Las alas rojas de la guerra), 1916; Les Flammes hautes (Las llamas altas), 1917. Entre sus obras teatrales destacan Le cloître (El claustro), 1900 y Felipe II (1901).

Su vida se debatió entre su admiración al progreso de la revolución industrial y sus dudas acerca de los procesos humanos dentro de la misma. Finalmente, Verhaeren murió arrollado por un tren en la estación de Ruán.

Descargue la obra en el enlace:

La ciudad

76) Emile Verhaeren - La ciudad - portada.jpg

El hombrecito verde y su pájaro

María Laura Devetach (Reconquista, provincia de Santa Fe, Argentina, 5 de octubre de 1936). Escritora, editora, docente y guionista de radio y televisión.

Es autora de más de noventa libros, la mayoría de ellos para niños y jóvenes, aunque también dedicó una parte de su obra al público adulto. Estuvo casada con el también reconocido escritor Gustavo Roldán, quien igual que ella se dedicó con bastante éxito a la literatura infantil y juvenil.

Ha recibido diversos premios por algunos de sus libros, entre ellos el de la Casa de las Américas, en La Habana, Cuba (1975); el Octogonal del Centro de Estudios de la Juventud, en Francia (1995); Diploma de Honor de la IBBY, en Basilea, Suiza (2000); y el Premio Iberoamericano SM de Literatura Infantil y Juvenil, en Ciudad de México (2011). Han sido muchos los homenajes que merecidamente ha recibido, como el Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Córdova, Argentina (2008) y la colocación de una placa conmemorativa en su casa natal, en la ciudad de Reconquista (2015).

La edición y circulación de sus libros fueron prohibidas entre 1976 y 1983 por la dictadura militar que gobernó Argentina, especialmente su libro La torre de cubos, del cual, para justificar la censura, se presentó un informe que textualmente señalaba en la obra “graves falencias” como «Distorsas [sic] y giros de mal gusto, simbología confusa, cuestionamientos ideológicos sociales, objetivos no adecuados al hecho estético, ilimitada fantasía, carencia de estímulos espirituales y trascendentes».

Como en el cuento «Casa tomada», de Julio Cortázar, ella misma contó que la desaprobación injustificada contra el libro se fue extendiendo por todo el país: «La Torre de Cubos se prohibió primero en la provincia de Santa Fe, después siguió la provincia de Buenos Aires, Mendoza y la zona del Sur, hasta que se hizo decreto nacional».

Pese a la censura, el libro circuló clandestinamente, hasta la caída de la dictadura, mediante copias mimeografiadas (al multígrafo).

Hoy es uno de los numerosos libros de la autora que son clásicos de la literatura para niños y jóvenes dentro y fuera de la Argentina.

Descargue la obra en el enlace:

El hombrecito verde y su pájaro

75) Laura Devetach - El hombrecito verde y su pájaro - portada.jpg

El soplo de los ancestros

Birago Diop (Ouacam, Senegal, 11 de diciembre de 1906 – Dakar, 25 de noviembre de 1989) veterinario, diplomático y escritor senegalés cuya obra fue elaborada en francés.

Recibió en su país formación tradicional coránica y  en la lengua en que posteriormente escribió. Posteriormente, estudió veterinaria en Francia. A final de los años 30 se unió a los impulsores de los estudios de la negritud, Aimée Cesaire y Leopold Sédar Senghor y comienza a cultivar la tradición oral de su continente con gran respeto y sentido literario. En 1942 escribe los Cuentos de Amadu Kimba, luego publicaría otros volúmenes con los Nuevos cuentos de Amadu kimba (1958), Contes et lavanes (1963) y Contes d’Awa (1977).

Sus poemas, recogidos en el libro Leurres et Luers (1960) hacen síntesis de su cultura francesa y de sus raíces africanas. Sus memorias se hallan recogidas en el libro Plume raboutée (1978).

Tras la independencia de Senegal (1960) Birago Diop se dedicó a la carrera diplomática, regresando, finalizada esta, al ejercicio veterinario en su país de origen. Pero en ningún momento sus actividades le hicieron descuidar la carrera literaria.

Su obra narrativa ha sido comparada con las fábulas de La Fontaine y los cuentos de Esopo por su riqueza verbal y de contenido.

Descargue la obra en el enlace:

El soplo de los ancestros

74) Birago Diop - El soplo de los ancestros - portada.jpg